lupa

BUSCADOR DE ALOJAMIENTOS

TE RECOMENDAMOS

Noja, pasado señorial
(Noja - Cantabria)

Pueblos

 

En la Trasmiera cántabra, destacando por la armonía e importancia de sus construcciones frente al paisaje rural que la rodea, Noja muestra toda su belleza. El atractivo patrimonio artístico de Noja nos habla de su larga historia. Repleta de casonas del siglo XVII y XVIII que prueban el noble pasado de la villa y de modernos edificios que datan del siglo XX, son varias las construcciones que destacan en el paisaje. Dos torres medievales testimonian los enfrentamientos banderizos entre las familias nobiliarias de la región. La Iglesia parroquial de San Pedro domina la villa con la gran altura de su torre barroca, como si fuera un punto de referencia para navegantes.

En Noja sobresalen las casonas de viejos linajes, como la de Obdulia Bonifaz o la Casa-Palacio de Zilla. Muchas de esas casas históricas se colorean con preciosos jardines, pequeños vergeles inesperados tras las cercas de piedra. Dos molinos de marea, que utilizaban la fuerza motriz del agua de las marismas, pintan y embellecen el paisaje que rodea a la hermosa villa, el de Joyel, sobre las marismas del mismo nombre, y el de Victoria, sobre la ría de Helgueras. El Puente romano de Helgueras añade aún mayor interés al paisaje.

Núcleo de un veraneo aristocrático en busca de tranquilidad a principios del sigo XX, en la actualidad, Noja y sus alrededores se han convertido en el centro de un turismo creciente que busca no sólo la tranquila belleza de sus dos playas, Ris y Trengandín, o el interés ecológico de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, sino la impresionante belleza de sus paisajes que atraen a los amantes del turismo rural o de aventura, o el colorido que dibuja el conjunto de residencias señoriales de la hermosa villa de Noja.

Alta Facebook Google Twitter Candado