lupa

BUSCADOR DE ALOJAMIENTOS

TE RECOMENDAMOS

La Costa Brava, más que un rincón del litoral
("Platja d'haro" - Girona)

Naturaleza, Pueblos

 

En el litoral de Girona, desde el mismo límite con Francia hasta la Costa del Maresme, la Costa Brava encierra en más de 200 kilómetros una rica diversidad de paisajes y lugares de interés. Desde abruptos relieves hasta calas de aguas cristalinas, extensas pinedas o parques naturales, como el del cabo de Creus, se extienden por las comarcas catalanas del Alto y el Bajo Ampurdán y La Selva.

En este recodo de alto interés turístico, destacan las villas de Cadaqués, Blanes, Ampuria Brava, Tossa de Mar, Lloret de Mar, entre otras, que a pesar de que han hecho del turismo un importante foco de supervivencia, todavía conservan las tradiciones pesqueras y agrícolas de otras décadas.

Además de enclaves marítimos de gran atractivo, la Costa Brava ofrece piezas arquitectónicas y artísticas de gran valor, como el monasterio de Sant Pere de Rodes, el de Aiguamolls de l’Empordà y el de Illes Medes; el faro de Sant Sebastiá; el casco histórico de Tossa de Mar o  los núcleos medievales de Pals, Peratallada, Púbol, las ruinas de Empúries o la Villa Vella. Asimismo, destacan los jardines botánicos de Santa Clotilde, Pinya de Rosa y Marimurtra, las calas de Begur o Palafrugel, o los turísticos de Roses, L’Escala, L’Estartit, Palamós, Platja d’Aro, Sant Feliu de Guíxols, Lloret de Mar o Blanes.

Artistas como Marc Chagall, Picasso, Rusiñol o Dalí encontraron en la Costa Brava el lugar idóneo para descansar, vivir o trabajar. Su paso ha dejado huella en distintos rincones del litoral, como el Museo Universal de Salvador Dalí, en Figueres. Como ellos, muchos turistas acuden cada año a esta costa para disfrutar de sus aguas mediterráneas, de sus espacios verdes o de su riqueza cultural. Por ello, los alojamientos y los complejos hoteleros se encuentran a lo largo y ancho de la Costa Brava.

Alta Facebook Google Twitter Candado