lupa

BUSCADOR DE ALOJAMIENTOS

TE RECOMENDAMOS

El Capricho de Gaudí, huella mediterránea
(Comillas - Cantabria)

Cultura

Conocida antiguamente como la Villa Quijano, nombre de un rico indiano emparentado con el primer marqués de Comillas, que encargó su construcción como residencia de verano, El Capricho de Gaudí fue construido por el genial arquitecto catalán en al año 1883, con el que éste dejó su impronta mediterránea en el cantábrico.

Buscando la novedad en la ornamentación, Gaudí creó un edificio de estilo arabesco gracias a la combinación de formas y elementos hispano-árabes, como la azulejería o el ladrillo visto que se alternan sobre la fachada, introduciendo también motivos neogóticos y una profusa utilización del hierro en las decoraciones. En el edificio destaca el pórtico de grandes columnas y, sobre él, la torre atalaya que remata una de las esquinas, situada a modo de alto mirador y revestida completamente con el adorno cerámico de la flor de girasol. Declarado Monumento Histórico Artístico en el año 1969, Gaudí ideó un edificio en el que las dependencias se sitúan respecto al sol según su función, que convive en armonía con los edificios colindantes, el bello Palacio de Sobrellano y la capilla familiar.

En clave musical, un capricho es una obra de naturaleza rápida e intensa, y es posible que el arquitecto catalán se inspirara en esta expresión para lograr variaciones de ritmo y formas, rompiendo la observancia de las reglas en un edificio de claro tinte modernista con influencias del surrealismo. Para quienes se hospeden en un alojamiento rural en esta bella comarca de la costa cántabra, El Capricho de Gaudí es un rincón de parada casi obligatoria.

Alta Facebook Google Twitter Candado