lupa

BUSCADOR DE ALOJAMIENTOS

TE RECOMENDAMOS

Albarracín, anclado en el medievo
(Albarracin - Teruel)

Pueblos

Albarracín, en Teruel, es en sí mismo un monumento medieval. Está situado a más de 1.100 metros de altitud y rodeado por un foso natural del valle y por el cinturón que conforman las murallas que parten del Castillo del Andador. Además, por cuatro de sus cinco lados, el río Guadalaviar se convierte en defensa y resguardo de este enclave singular. 

Sus estrechas y empinadas calles, flanqueadas por construcciones irregulares de yeso rojizo y madera, se adecuan al relieve de una de las colinas de los Montes Universales.

Cada caserón es un monumento a admirar. Los pequeños ventanucos, los amplios balcones de forja o de madera, los muros desiguales y los detalles que evocan a las construcciones de la Edad Media convierten a Albarracín en un reducto arquitectónico anclado en el pasado. Una sensación que se acentúa al contemplar la iglesia de Santa María, la Catedral, el Palacio Episcopal, las plaza de la Comunidad o la plaza Mayor.

Por sus peculiaridades, Albarracín es un rincón turístico al que acuden miles de visitantes cada año para participar de su encanto, para disfrutar de la sierra que lo bordea o para practicar boulder en el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, a cinco kilómetros de la localidad. Además, en este ambiente que huele a monte y a medievo, los alojamientos rurales han sabido adecuarse a las exigencias del turista y ofrecen encanto y calidad en múltiples variables. 

 

Alta Facebook Google Twitter Candado